Blinken y Lavrov trataron con cautela cara a cara bajo Biden

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinkin, y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, saludan al llegar a una reunión en la Sala de Conciertos Harpa, al margen de la Cumbre Ministerial del Consejo Ártico, en Reykjavik, Islandia, el 19 de mayo de 2021.

Saul Loeb | Reuters

El canciller Anthony Blinkin y su homólogo ruso Sergey Lavrov destacaron las áreas en las que Washington y Moscú podrían trabajar juntos, a pesar de sus flagrantes diferencias, en la primera reunión cara a cara cautelosa desde el presidente. Joe Biden Asumió el cargo.

La reunión del miércoles por la noche, que siguió a las conversaciones ministeriales del Consejo Ártico en Islandia, duró unos 90 minutos y fue descrita por un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores como una “discusión práctica y fructífera”.

Blinken agradeció a Lavrov por hacerse cargo de la reunión y destacó las áreas en las que los dos países podrían cooperar.

“Hay muchas áreas en las que nuestros intereses se cruzan y se superponen, y creemos que podemos trabajar juntos y, de hecho, basarnos en esos intereses”, dijo Blinken. La pandemia de COVID-19 Y cambio climático. Lavrov se hizo eco de los comentarios de Blinkin sobre la búsqueda de esfuerzos conjuntos para frenar los programas nucleares en Irán y Corea del Norte.

Después de la reunión, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas por teléfono que las conversaciones eran “constructivas”, pero agregó que “se han acumulado muchos problemas” entre Washington y Moscú.

Peskov dijo que el Kremlin aún tiene que decidir sobre una posible cumbre a finales de este año entre Biden y el presidente ruso Vladimir Putin. Biden sugirió celebrar una reunión fuera de Estados Unidos y Rusia. Durante una llamada con Putin en abril.

READ  La corredora olímpica bielorrusa dice que huyó después de que la advertencia de su familia la hiciera temer regresar a casa

El debate entre Blinkin y Lavrov, las conversaciones en persona más importantes entre Washington y Moscú bajo la administración Biden, se produce cuando Estados Unidos presiona a Rusia en varios frentes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Costas Paltas, Reuters

A principios de este mes, Colonial Pipeline fue víctima de un extenso ataque de ransomware que obligó a la empresa estadounidense a cerrar casi 5.500 millas del oleoducto, cortando casi la mitad del suministro de combustible de la costa este y provocando escasez de gasolina en el sureste.

Los ataques de ransomware incluyen malware que encripta archivos en un dispositivo o red y hace que el sistema se bloquee. Los delincuentes detrás de este tipo de ciberataques suelen exigir un rescate a cambio de la divulgación de datos.

Asalto llevado a cabo Grupo cibernético delictivo ruso conocido como DarkSide Es el último ciberataque dirigido a la infraestructura crítica de los Estados Unidos. Después del ataque, Biden dijo a los periodistas en la Casa Blanca que Estados Unidos actualmente no tenía inteligencia que vincule el ataque de ransomware Darkside con el gobierno ruso.

“Hasta ahora, no hay evidencia de nuestra inteligencia sobre la participación de Rusia. Aunque hay evidencia de que el ransomware está en Rusia, ellos tienen cierta responsabilidad en el manejo de este asunto”. Biden dijo el 10 de mayo. Agregó que discutiría la situación con Putin.

El Kremlin ha negado anteriormente las acusaciones de que lanzó ciberataques contra Estados Unidos.

en marzo , Estados Unidos impuso sanciones a siete miembros del gobierno ruso Por cargos de envenenamiento y posterior detención de Alexei Navalny, el mayor crítico de Putin en Rusia. Las sanciones fueron las primeras en apuntar a Moscú, lideradas por Biden. La administración Trump no tomó ninguna medida contra Rusia por el estatus de Navalny.

READ  Coronavirus de EE. UU .: La disminución de la tasa de vacunación para el Covid-19 preocupa a los expertos. Esto es lo que están haciendo algunos países para cambiar de dirección

Más adelante en el mes, Biden llamó a Putin un “asesino”. Prometió que el presidente ruso “pagaría el precio” por su interferencia en las elecciones estadounidenses de 2020 y por tratar de aumentar las posibilidades de reelección de Trump.

En abril, Washington impuso otra ronda de sanciones estadounidenses a Rusia por violaciones de derechos humanos, lanzando ciberataques generalizados e intentos de influir en las elecciones estadounidenses. La administración Biden también expulsó a 10 funcionarios de la misión diplomática rusa en Estados Unidos.

Moscú ha negado previamente las irregularidades y las acusaciones de Estados Unidos. Rusia describió los recientes movimientos de la Casa Blanca como un golpe a las relaciones bilaterales y prometió imponer rápidas medidas de represalia.

En respuesta a la acción de Estados Unidos, Rusia expulsó a 10 diplomáticos estadounidenses de la embajada de Estados Unidos en Moscú e impuso sanciones a ocho altos funcionarios de la administración estadounidense, incluido el director del FBI, Christopher Ray, y la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines.

En el último mes, las tensiones entre Washington y Moscú se han intensificado a medida que Rusia aumenta su presencia militar a lo largo de la frontera con Ucrania, lo que genera temores en Occidente de una posible guerra entre los dos países vecinos. Rusia Ordenó a sus fuerzas que se retiraran de la frontera el mes pasado.

Soldados ucranianos trabajan en sus tanques cerca de la línea del frente con separatistas respaldados por Rusia cerca de Leschansk, región de Lugansk, el 7 de abril de 2021.

Foto de STR / AFP a través de Getty Images

Antes de retirarse, el Ministerio de Defensa ruso dijo que era Realizó más de 4.000 ejercicios militares. Verificar la disponibilidad de sus fuerzas.

READ  El boxeador Manny Pacquiao se postulará para presidente de Filipinas | filipinas

El gobierno ucraniano dijo que cuatro de sus soldados murieron en un bombardeo ruso en Donbas, ya que los separatistas respaldados por Rusia se oponen al gobierno central en Kiev.

En ese momento, el Kremlin negó las acusaciones de que sus fuerzas estaban en el este de Ucrania y confirmó que Moscú continuaría moviendo sus fuerzas a través del territorio ruso a su discreción, describiendo la escalada de tensiones como “sin precedentes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *