Cortes de energía en ciudades de Ucrania y Moldavia tras nuevas huelgas

Kyiv, Ucrania (AP) – Una nueva andanada de ataques rusos contra la infraestructura ucraniana el miércoles provocó cortes de energía en gran parte del país, así como en la vecina Moldavia, lo que se sumó al daño a la red eléctrica de Ucrania y la miseria para los civiles cuando comienza el invierno. .

Múltiples regiones informaron ataques en rápida sucesión. En varias áreas, las autoridades reportaron huelgas en infraestructura crítica. Funcionarios de Kyiv dijeron que tres personas murieron y nueve resultaron heridas en la capital como resultado de un ataque aéreo ruso en un edificio de dos pisos.

Rusia estaba bombardeando la red eléctrica Y otras instalaciones con misiles y drones explosivos durante semanas. Las nuevas huelgas han agregado un estrés severo a un sistema energético que se está dañando más rápido de lo que se puede reparar.

Antes del último ataque, el presidente Volodymyr Zelensky dijo que los ataques rusos ya habían dañado alrededor de la mitad de la infraestructura de Ucrania.

Los cortes de energía ininterrumpidos se han convertido en la horrible nueva normalidad para millones, y el reciente bombardeo también ha afectado el suministro de agua. Los funcionarios ucranianos creen que el presidente ruso, Vladimir Putin, espera que la miseria de las casas sin calefacción y sin luz en el frío y la oscuridad del invierno haga que la opinión pública se oponga a continuar la guerra, pero dicen que tiene el efecto contrario, fortaleciendo la determinación ucraniana.

El alcalde de Kyiv, Vitali Klitschko, dijo el miércoles que «una de las instalaciones de infraestructura de la capital fue bombardeada» y «ocurrieron varias otras explosiones en diferentes áreas» de la ciudad. Dijo que el suministro de agua se interrumpió en todo Kyiv.

READ  Con el desarrollo de Covid, los estudiantes filipinos comienzan su segundo año en línea

Hubo cortes de energía en partes de Kyiv, mientras que la energía se perdió en la región más amplia de Kyiv, en la ciudad norteña de Kharkiv, la ciudad occidental de Lviv, la región norteña de Chernihiv y en la región sur de Odessa. En Moldavia, el ministro de Infraestructura, Andrej Spino, dijo que “tenemos apagones masivos en todo el país”, ya que los sistemas eléctricos de la era soviética todavía están interconectados con Ucrania.

Hubo un apagón similar en Moldavia el 15 de noviembre. «Rusia ha dejado a Moldavia en la oscuridad», dijo en un comunicado la presidenta prooccidental del país, Maia Sandu. Dijo que el futuro de Moldavia, un país de unos 2,6 millones de habitantes, «debe permanecer hacia el mundo libre».

El gobernador Serhi Hamali dijo en Telegram que la electricidad también se cortó en la mayor parte de la región occidental de Khmelnytskyi. Agregó que una planta de energía nuclear en la región fue aislada de la red eléctrica ucraniana.

El último ataque se produjo horas después de que las autoridades ucranianas dijeran que un ataque con misiles destruyó durante la noche una sala de maternidad en un hospital en el sur de Ucrania y mató a un bebé de dos días. Tras la huelga nocturna en Vilnyansk, cerca de la ciudad de Zaporizhye, la madre del niño y un médico fueron rescatados con vida de entre los escombros.

El gobernador del distrito dijo que los misiles eran rusos. La huelga se suma a las grandes pérdidas infligidas a hospitales y otras instalaciones médicas, y a sus pacientes y personal, en la invasión rusa. Que entrará en su décimo mes esta semana.

READ  Rusia le dice a Lituania: sus ciudadanos sentirán dolor en Kaliningrado

Han estado en la línea de fuego desde el principio, incluso con un ataque aéreo el 9 de marzo. Un hospital de maternidad en la ciudad portuaria ahora ocupada de Mariupol fue destruido.

La primera dama Olena Zelenska escribió en Twitter que un bebé de dos días había muerto en el ataque y expresó sus condolencias. «Terrible dolor. Ella dijo: «Nunca olvidaremos y nunca perdonaremos».

Las imágenes publicadas por el gobernador mostraban una espesa columna de humo sobre montones de escombros y trabajadores de emergencia peinándolos contra el fondo de un oscuro cielo nocturno. El servicio de emergencia estatal dijo que el edificio de dos pisos fue destruido.

Los esfuerzos del personal médico se han visto complicados por una sucesión de ataques rusos en las últimas semanas contra la infraestructura de Ucrania.

La situación está empeorando en la ciudad sureña de Kherson, de la que Rusia se retiró hace unas dos semanas, después de meses de ocupación, cortando la electricidad y el agua.

Muchos médicos de la ciudad trabajan en la oscuridad, incapaces de utilizar los ascensores para llevar a los pacientes al quirófano y operar con faros, teléfonos móviles y linternas. En algunos hospitales, el equipo clave ya no funciona.

“Los respiradores no funcionan, las máquinas de rayos X no funcionan… Solo hay una máquina de ultrasonido y la llevamos constantemente”, dijo Volodymyr Malychuk, jefe del departamento quirúrgico de un hospital infantil en la ciudad.

El martes, después de que las huelgas en Kherson hirieran gravemente a Artur Vobelikov, de 13 años, un equipo de trabajadores de la salud maniobró con cuidado al niño sedado por seis tramos de escaleras angostas hasta la sala de operaciones para amputarle el brazo izquierdo.

READ  El actual presidente serbio, Vucic, se prepara para ganar un segundo mandato

Tres niños heridos en los ataques rusos han sido hospitalizados esta semana, dijo Malychuk, la mitad del número de niños admitidos anteriormente en los nueve meses desde que comenzó la invasión. Recogiendo metralla que se encontró en el estómago de un niño de 14 años, dijo que los niños llegaron con heridas graves en la cabeza y órganos internos rotos.

La madre de Artur, Natalia Voblikova, se sentó en el hospital a oscuras con su hija, esperando que terminara la cirugía.

«Ni siquiera puedes llamar a los animales (rusos), porque los animales se cuidan solos», dijo Voblikova, secándose las lágrimas de los ojos. «Pero niños… ¿por qué matan niños?»

El miércoles, el Parlamento Europeo apoyó abrumadoramente una resolución que etiqueta a Rusia como patrocinador estatal del terrorismo por su invasión de Ucrania y sus acciones en Ucrania. La resolución no vinculante pero simbólicamente importante fue aprobada por una votación de 494 a 58, con 48 abstenciones.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dio la bienvenida a la votación. «Rusia debe ser aislada en todos los niveles y debe rendir cuentas para poner fin a su política de terror de larga data en Ucrania y en todo el mundo», escribió en Twitter.

Después de los ataques del miércoles, el principal asesor de Zelensky, Andrei Yermak, escribió en Telegram: «Los terroristas confirman inmediatamente que son terroristas: lanzan misiles. Perdedores ingenuos».

___

Mednik informó desde Kherson, Ucrania.

___

Siga la cobertura de AP de la guerra en Ucrania en: https://apnews.com/hub/russia-ukraine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.