Cuando Spanish Plaza era un estacionamiento |  Entretenimiento/Vida
entertainment

Cuando Spanish Plaza era un estacionamiento | Entretenimiento/Vida

En una fotografía tomada en Nueva Orleans en junio de 1952, los autos se estacionan en la propiedad junto al río que luego se convertiría en Spanish Plaza. (Foto de los archivos del Times-Picayune)

De vez en cuando, nos encontramos con una fotografía en los archivos de The Times-Picayune que es tan sorprendente que plantea una simple pregunta: «¿Qué, en nombre de Momus Alexander Morgus, está pasando en esta foto en Nueva Orleans?» Cuando lo hagamos, decidimos compartirlo e intentar responder esa pregunta.

fecha: 19 de junio de 1952.

Credito de imagen: Archivos Times-Picayune, fotógrafo desconocido

que no es asi: Un estacionamiento en un centro comercial suburbano.

Como están las cosas: En Lundi Gras, es el lugar de reunión de los reyes del Mardi Gras. Otros días, es un pintoresco oasis junto al río y un importante lugar de reunión para los visitantes del centro de Nueva Orleans. Es tan atractivo que fue llevado a la pantalla grande en el thriller de Julia Roberts de 1993 The Pelican Summary.

Pero Spanish Plaza, al pie de Canal Street, no siempre fue un buen lugar para tomar fotografías junto al río. Érase una vez, como demuestra esta foto, una plaza de aparcamiento.

De izquierda a derecha, Jim Bates, presidente de la Cámara de Comercio de Cisjordania; el alcalde de Nueva Orleans, Chip Morrison; y el Comisionado de Servicios Públicos de Nueva Orleans, Nat P. Knight Jr., que muestra un diagrama esquemático del Mercado de Comercio Internacional, más tarde rebautizado como World Trade Center, y una fuente junto al río ubicada en el área ahora conocida como Spanish Plaza, en una foto tomada en noviembre de 1960. (Foto de los archivos del Times-Picayune)

Grandes planes

Eso fue antes de que los líderes del gobierno local decidieran, a fines de la década de 1950, que era necesario tomar medidas para reconectar la ciudad con la ribera del río, que para entonces estaba repleta de muelles, almacenes y otras instalaciones industriales. Eso fue también antes de que los líderes empresariales locales idearan un ambicioso plan para construir la Torre de Comercio Internacional de 33 pisos donde Canal Street se encuentra con el río como un monumento al estatus de la ciudad como un centro comercial líder a nivel mundial.

La Torre: Más tarde pasó a llamarse World Trade Center y actualmente tiene el nombre de World Trade Center. Reurbanización como hotel Four Seasons -Era sólo una parte de un plan mucho más grande. Cerca se iba a construir una enorme sala de exposiciones que se conocería como Rivergate.

READ  Pantalla gigante y animación musical, propuesta para ver la final del Mundial en el WiZink Center de Madrid

Además: entre la torre y el río se construirá un parque y un complejo de fuentes, rodeado por amplias columnas de estilo clásico en una representación artística de 1960 (arriba).

Una fotografía tomada en diciembre de 1964 muestra la construcción en marcha de la Torre International Trade Mart en Nueva Orleans (más tarde rebautizada como World Trade Center). Entre la torre y el río hay un estacionamiento que luego fue reconstruido en Plaza de España. En esta foto, el querido barco fluvial local The SS President está amarrado a lo largo de la orilla del río. (Foto de PA Hughes/The Times-Picayune Archives)

Comienza la construcción

Con el tiempo se construirían el parque y la fuente, aunque no la columnata, dándonos el área que hoy conocemos y apreciamos como Plaza de España. Pero primero, el proyecto debe soportar lo que puede apreciarse en retrospectiva como una comedia de errores que abarca una década y media.

Comenzó en serio en abril de 1964. Fue entonces cuando el cónsul español José Luis Aparicio anunció, en un apropiado giro internacional, que el gobierno de su país donaría 250.000 dólares al proyecto, para conmemorar los 41 años de dominio español de Nueva Orleans.

“España saludará a vuestro gran puerto con una enorme fuente con dos aberturas: una de agua azul que simboliza el descubrimiento de América por Colón a través del Océano Atlántico, y otra de agua marrón que simboliza el descubrimiento del río Mississippi por De Soto”, dijo Aparicio en Su discurso. Anuncio del regalo.

Sí, agua marrón.

La rutina hubiera sido más apropiada.

Un modelo a escala del Oasis español en la ribera del río Nueva Orleans, fotografiado en 1965. Los planes para el oasis frente al río se anunciaron en octubre de 1963, pero la construcción no comenzó hasta el 1 de agosto de 1974. (Fotografía cortesía de Times-Picayune Archives ) «)

Diseño ambicioso

La plaza y la fuente iban a ser diseñadas por el arquitecto Edward D. Stone, que también fue arquitecto del edificio Trade Mart, y la fuente estará decorada con azulejos que representan las 50 provincias de España.

En 1964, Clay Shaw, director general de International Trade Mart (el mismo Clay Shaw que había sido juzgado y absuelto en relación con el asesinato de JFK), anunció que la construcción de la torre finalmente estaba lista para comenzar. Pronto, el sonido de los accesorios empujados hacia el sitio resonó en la orilla del río.

Ese mismo año, el alcalde de Nueva Orleans, Vic Shero, viajó a España con una delegación local y obtuvo el compromiso del general Francisco Franco (entonces dictador militar de España) de aumentar a 400.000 dólares la donación de la Plaza Española de Nueva Orleans por parte de su país.

READ  La agricultura necesita trabajadores extranjeros. ¿Por qué no podemos simplificar el proceso?

“La arena cubrirá aproximadamente 76,500 pies cuadrados”, se lee en un artículo del Times-Picayune en ese momento. «…chorros variables impulsarán corrientes de agua de hasta 60 pies de altura en una serie de patrones cambiantes. La plaza estará pavimentada con piedras especiales traídas a Nueva Orleans desde España. Los materiales utilizados son cumina blanca, mármol negro trabajado y Mármol rojo Alcianti.»

De izquierda a derecha, Juan José Cano, Cónsul General de España en Nueva Orleans; Carlos Arjas Navarro, Alcalde de Madrid, España; el alcalde de Nueva Orleans, Víctor H. Shero; José María de Porcioles Colomer, alcalde de Barcelona, ​​coloca una capa de hormigón en la piedra angular de la Plaza Española durante una ceremonia en diciembre de 1968. La construcción de la plaza no comenzaría en serio hasta 1974. (Foto de los archivos del Times-Picayune)

Innovador

Pero poco después, un cambio en la dirección de Francisco, que supuso la salida de varios de los responsables de los planes del New Orleans Arena, dejó esos planes en suspenso. Así, el 30 de abril de 1968, cuando se celebró una doble ceremonia de dedicación de la entonces terminada Torre y Rivergate, la tan soñada fuente de la Piazza aún no se había hecho realidad.

En diciembre de ese año, Ciro y un puñado de dignatarios españoles (en una aparente ola de ilusiones) habían colocado la piedra angular del edificio de la Plaza de España. Pero eso fue todo. Ni mármol elegante, ni agua marrón, nada.

Los primeros materiales utilizados para construir Spanish Plaza a lo largo de la ribera del río Nueva Orleans llegaron a la costa desde el SS Marjorie Lykes en Nashville Avenue Wharf en octubre de 1974. (Foto de William F. Haber/Archivo The Times-Picayune)

comedia de errores

El proyecto permaneció así, atrapado en el infierno burocrático, durante casi cinco años. Luego llegó el primer envío de materiales utilizados en el proyecto en octubre de 1974. pareció Prometedor.

Pero ese no fue realmente el caso.

En primer lugar, algunas de las losas de piedra caliza blanca enviadas desde España se consideraron demasiado delgadas y blandas para soportar el tránsito peatonal esperado en la zona. demora.

Luego, el río Mississippi, inusualmente alto, se precipitó a través de una tubería en la presa para inundar el sitio. Otro retraso.

Las obras continuaron, pero a mediados de 1975 algunos de los componentes principales de la fuente aún no habían llegado de España. Todavía faltan un montón de fichas. Más retraso. Más sobrecostos.

READ  El infarto es lo mejor que me ha pasado

El intrincado patrón de azulejos de Spanish Plaza en Nueva Orleans toma forma a la sombra de International Trade Mart, en una fotografía de 1975 (Foto de Robert T. Steiner/Times-Picayune Archives).

Más retraso

Lenta y dolorosamente, la arena finalmente estaba tomando forma. Pero los repetidos pasos en falso elevarían el costo de los 250.000 dólares iniciales a más de 2,25 millones de dólares. De esta cantidad, España pagará finalmente 600.000 dólares. La ciudad estaba en problemas por lo demás.

El comisionado de planificación urbana, William A. Barnett sobre los repetidos retrasos y sobrecostos de la arena durante la reunión de 1976: «Parecía que no había nada que pudiera detenerlo». «¿Cuánto costará devolverlo?»

Y esto no será hasta el último adelantamiento. Se presupuestaron otros 260.000 dólares para dar los toques finales al estadio en octubre de 1977, lo que elevó el coste total a 2,5 millones de dólares.

Finalmente, el 13 de abril de 1978, casi 18 años después de que se propuso por primera vez, ocho años después de que Ciro dejara el cargo y tres años después de la muerte de Franco, se llevó a cabo una ceremonia de dedicación de la Plaza de España terminada.

Llovió.

Mike Scott escribe sobre la historia de Nueva Orleans nola.com | Times-Picayune. ¿Tiene alguna pregunta sobre el pasado o una gran historia para compartir? Comuníquese con él por correo electrónico a [email protected] O en Twitter en @moviegoermike.

La gente se reúne alrededor de la fuente en Spanish Plaza en la orilla del río Nueva Orleans en abril de 2016. (Foto de Michael Demoker/Times-Picayune Archives)

Zulu (George V. Rainey, derecha) y Rex (Robert Pooh, izquierda) se reúnen en Lundi Gras en Spanish Plaza mientras la alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, centro, entrega la ciudad a Rex durante las festividades de Lundi Gras en Spanish Plaza en Nueva Orleans el lunes , 4 de marzo de 2019. (Foto de David Grunfeld, nola.com | The Times-Picayune)

Una fotografía tomada en junio de 1965 muestra la construcción en marcha de la Torre International Trade Mart en Nueva Orleans (más tarde rebautizada como World Trade Center). Entre la torre y el río hay un estacionamiento que luego fue reconstruido en Plaza de España. En esta foto, el querido barco fluvial local The SS President está amarrado a lo largo de la orilla del río. (Foto de J.N. Bates/The Times-Picayune Archives)

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Analista malvado. Explorador. Solucionador de problemas. Adicto a los zombis. Aficionado al café. Escritor. Aficionado al tocino. Lector amistoso".