El huracán Fiona se intensificó a una tormenta de categoría 4 y se dirigió hacia las Bermudas después de golpear a Puerto Rico y otras islas del Caribe.

El huracán Fiona se intensificó a una tormenta de categoría 4 el miércoles después de golpearlo Puerto Ricoluego piel República Dominicana y el Islas Turcas y Caicos. Se esperaba que pasara las Bermudas el jueves antes de llegar al extremo este de Canadá el viernes por la noche.

Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. (NHC) Él dijo El miércoles por la noche, Fiona estaba experimentando vientos máximos de 130 mph. Su epicentro se ubicó a unas 550 millas al suroeste de las Bermudas, viajando hacia el norte a 10 mph. Los vientos con fuerza de huracán se extendieron 70 millas desde el centro de la tormenta, y los vientos con fuerza tropical se extendieron hacia afuera 205 millas.

Se espera que el Centro Fiona pase al oeste de las Bermudas el jueves por la noche, dijo la Comisión Nacional de Inmigración, y se acerque a las provincias atlánticas de Canadá el viernes. Y se traslada al Golfo de San Lorenzo el sábado.

El Departamento de Estado de EE.UU. emitió Tutor Pedir a los ciudadanos estadounidenses que «reconsideren viajar» a las Bermudas.

No se esperaba que la tormenta se debilitara hasta el viernes.

«Se espera un ligero cambio en la fuerza hasta el viernes temprano», escribió NHC. «Se espera que comience cierta debilidad el viernes, pero se espera que Fiona continúe produciendo vientos con fuerza de huracán el viernes y el sábado por la noche después de volverse postropical».

La comisión dijo que Bermuda podría ver de 2 a 4 pulgadas de lluvia de Fiona. Cuando Fiona llega a Canadá, Nueva Escocia, la Isla del Príncipe Eduardo y el oeste de Terranova pueden traer de 3 a 6 pulgadas de lluvia, mientras que el este de Quebec puede ver de 2 a 5 pulgadas.

READ  La colección de zafiros más grande del mundo se encontró en el patio de Sri Lanka.

Se culpó a la tormenta de causar directamente al menos cuatro muertes en su marcha por el Caribe.

Más de medio millón de personas en Puerto Rico seguían sin servicio de agua el miércoles, muchos pasaban horas haciendo cola para llenar garrafas de camiones de agua mientras otros lavaban el agua de la escorrentía de la montaña.

Daños del huracán Fiona en Puerto Rico
Una mujer mira su propiedad dañada por el agua después de que una inundación causada por el huracán Fiona destruyó su casa en Toa Baja, Puerto Rico. 20 de septiembre de 2022.

Estefanía Rojas/AFP


El sudor rodaba por los rostros de las personas en una larga fila de automóviles en la ciudad montañosa norteña de Caguas, mientras el gobierno despachaba un camión cisterna, uno de al menos 18 oasis creados en toda la isla.

La situación era alarmante para muchas personas en toda la isla que una vez más se quedaron sin servicios esenciales tras la tormenta.

“Pensamos que habíamos tenido una mala experiencia con María, pero esto fue peor”, dijo Gerardo Rodríguez en la ciudad costera sureña de Salinas, refiriéndose al huracán de 2017 que mató a casi 3.000 personas y devastó la red eléctrica de la isla.

Cientos de miles de personas sacaron lodo de sus casas tras lo que las autoridades llamaron inundaciones «históricas» que arrojaron casi dos pies de lluvia en Puerto Rico.

El huracán Fiona se ve en una imagen de satélite a las 9:30 a. m. ET del 21 de septiembre de 2022.
El huracán Fiona se ve en una imagen de satélite a las 9:30 a. m. ET del 21 de septiembre de 2022.

NOAA


La tormenta causó estragos en la red eléctrica de Puerto Rico, que fue reparada pero no reconstruida por completo después de que el huracán María, que tocó tierra como tormenta de categoría 4 hace cinco años, provocó un apagón de 11 meses en algunos lugares.

Hasta el miércoles por la tarde, tres días después de la llegada de Fiona a la isla, casi el 70% de los clientes puertorriqueños estaban sin electricidad, según cifras del gobierno.

El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido una alerta de calor para San Juan debido a un corte de energía.

El zumbido de los generadores se podía escuchar en toda el área a medida que la gente se enojaba cada vez más. Algunos todavía estaban tratando de recuperarse de María, causando que alguien muriera. Estimado en 2.975 personas.

«El huracán Fiona ha afectado severamente la infraestructura eléctrica y las instalaciones de generación en toda la isla. Queremos dejar muy claro que los esfuerzos para restaurar y revitalizar la energía están en curso y se ven afectados por graves inundaciones, caminos intransitables, árboles caídos, deterioro de equipos y líneas defectuosas. ”, dijo Lama, la empresa que administra la transmisión y distribución de energía.

“Todavía espero que una parte significativa de la población tenga acceso a estos servicios al final del día”, dijo el miércoles el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi.

Pierluisy también chirrido El miércoles por la tarde, el gobierno federal aprobó una solicitud para declarar un desastre mayor en respuesta a Fiona. El miércoles temprano, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) Él dijo La solicitud aún estaba bajo revisión. El presidente Biden aprobó el domingo una declaración de emergencia por huracán.

Dean Cresswell, presidente de FEMA, viajó a Puerto Rico el martes, donde la agencia anunció que enviaría cientos de empleados adicionales para reforzar los esfuerzos de respuesta locales.

Mientras tanto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. también declaró una emergencia de salud pública en la isla y envió dos equipos a la isla.

La tormenta mató a un hombre en el territorio francés de ultramar de Guadalupe, otro hombre en Puerto Rico que fue arrastrado por un río crecido y dos personas en la República Dominicana: una murió por la caída de un árbol y la otra por la caída de un poste eléctrico.

Se han reportado dos muertes adicionales en Puerto Rico como resultado de cortes de energía: un hombre de 70 años murió quemado después de intentar llenar su generador con gasolina mientras estaba en funcionamiento, y un hombre de 78 años, policía digamos, inhaló una sustancia tóxica. Los gases emitidos por su generador.


¿Por qué sigue fallando la red eléctrica de Puerto Rico?

02:04

Luis Nogueira, que ha estado ayudando a despejar un deslizamiento de tierra en el pueblo de Cayes, en la montaña central, dijo que María lo dejó sin electricidad durante un año. No fue sino hasta 11 meses después de la lesión de María que los propios funcionarios anunciaron la reanudación total del servicio.

“Pagamos de nuestros bolsillos a un electricista para que nos llevara”, recuerda, y agrega que no cree que el gobierno vuelva a brindar mucha ayuda después de Fiona.

Se reportaron largas colas en muchas gasolineras en todo Puerto Rico, y algunas se salieron de la carretera principal para recoger agua de un arroyo.

«Pensamos que habíamos tenido una mala experiencia con María, pero esto fue peor», dijo Gerardo Rodríguez, quien vive en el pueblo costero sureño de Salinas.

El huracán Fiona golpea a Puerto Rico y arrasa con la electricidad en toda la isla
Los trabajadores retiran los árboles caídos en Cabo Rojo, Puerto Rico, el 20 de septiembre de 2022. La isla se vio afectada por cortes de energía generalizados después de que el huracán Fiona la golpeara con fuerza.

José Giménez/Getty Images


El líder de la mayoría en el Senado de EE. UU., Chuck Schumer, dijo el martes que pagará al gobierno federal para cubrir el 100 % de los costos de respuesta a desastres, en lugar del 75 % habitual, como parte de una declaración de emergencia.

“Necesitamos asegurarnos de que esta vez, Puerto Rico tenga absolutamente todo lo que necesita, lo antes posible, durante el tiempo que lo necesite”, dijo.

No muchos estadounidenses han oído hablar de familiares que no tienen electricidad.

«No he podido hablar con mi madre y ver cómo le va», dijo a CBS News Nancy Valentine, del condado de Palm Beach, Florida.

En el Aeropuerto Logan de Boston, los expatriados puertorriqueños relataron su temor de ahogarse en las inundaciones de Fiona.

“Nos quedamos en una habitación en un pequeño rincón que era seguro, toda la noche sin luz ni nada. Estaba muy oscuro”, dijo Yolanda Rivera a CBS News.

En las Islas Turcas y Caicos, las autoridades informaron daños mínimos y ninguna muerte a pesar de que el ojo de la tormenta pasó cerca de Gran Turca, la pequeña isla capital británica, el martes por la mañana.

El gobierno impuso un toque de queda e instó a la gente a huir de las zonas propensas a inundaciones.

«Las Islas Turcas y Caicos han tenido una experiencia extraordinaria en las últimas 24 horas», dijo la vicegobernadora Anya Williams. «Definitivamente vino con su parte de desafíos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.