En Suárez, Simeone encuentra una pieza faltante para formar un héroe | Buffalo Sports

Tras la victoria en Valladolid, Suárez se vio abrumado por un torrente de emociones que combinó la alegría de la victoria y la satisfacción que hizo que el Barcelona lamentara su marcha. Luego de abrazar a sus compañeros y entrenadores, Suárez se sentó en el césped e hizo una videollamada, al parecer con su esposa e hijos, en la que lloró públicamente.

“Ha sido una temporada difícil por la situación que he tenido que atravesar”, dijo Suárez, hablando entre lágrimas tras la final, “Empecé la temporada como lo hizo, no me respetó (Barcelona) ni al Atlético. me abrió sus puertas. Silbato. ”Siempre lo estaré. Agradecido a este gran club por eso. He jugado al fútbol durante muchos años y creo que ha sido el año más difícil para mí “.

El poder de permanencia de Simeone y su capacidad para seguir involucrando a sus jugadores y manteniendo su fe después de casi una década a cargo del club, es lo que separa al argentino de la gran mayoría de sus entrenadores.

Desde que asumió el control del club en enero de 2012, nunca se ha alejado de su lema de avanzar “un juego tras otro”, un mensaje que nunca permite que sus jugadores se sientan bien consigo mismos o pierdan la concentración en el juego actual. Simeone tampoco ha sido tímido con los competidores que critican su estilo de juego defensivo y sencillo.Mientras el estadio Wanda Metropolitano estaba en silencio sin fanáticos debido a la pandemia, Simeone seguía siendo una fuerza mientras perseguía completamente la costura en su abrigo y corbata negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *