Julio Jiménez, uno de los mejores escaladores de España, ha muerto en un accidente de coche

«],» Filter «:» nextExceptions «:» img, blockquote, div «,» nextContainsExceptions «:» img, blockquote «}»>

Paris-Roubaix y Unbound Gravel, Giro d’Italia, Tour de Francia, Vuelta a España y todo lo demás entre usted> «,» name «:» in-content-cta «,» type «:» link «}»> Salir + Únete.

Julio Jiménez, uno de los mejores escaladores de España, murió en un accidente automovilístico el martes. Tiene 87 años.

Jiménez, quien duró una década desde fines de la década de 1950 hasta fines de la década de 1960, murió a causa de sus heridas en un hospital en su ciudad natal de Ávila, según informes de medios españoles.

El martes, Jiménez viajaba en un automóvil cuando chocó contra una pared, hiriendo a los tres pasajeros del automóvil. El automóvil en el que viajaba Jiménez salió en sentido contrario y se estrelló contra una pared. El auto partió de un lavadero de autos propiedad de otro exprofesional Ángel Arroyo.

Arroyo dijo al diario español El Mundo Jiménez no conducía el auto, pero el conductor volcó la transmisión automática y se estrelló contra una pared a gran velocidad, matándolo.

Jiménez de Ávila fue trasladado al hospital, donde más tarde murió a causa de las heridas.

Lee mas: ¿El mejor escalador de España? VeloNews se encuentra con Julio Jiménez

Las autoridades de su ciudad natal de Ávila izaron banderas a media asta y designaron un día de luto oficial para uno de los ciudadanos más famosos de la ciudad.

Durante su apogeo desde mediados de la década de 1960 hasta finales de la década de 1960, Jiménez compitió contra las leyendas de la época, desde Federico Pahomondes hasta Jack Anquet. jugador de bolos raymond Amanecer eddie merks Era. Derribó a muchos de ellos.

READ  Euro 2020: la prensa italiana aburre a Inglaterra, los documentos españoles dicen un mal partido

Apodado «El relojero de Ávila» porque trabajó en una tienda de relojes cuando era adolescente y tenía poco más de 20 años, Jiménez compitió localmente en 1959 antes de finalmente obtener un contrato profesional.

Aunque ya rondaba los 20 años, pronto emergió como uno de los mejores escaladores puros de Europa. Ganó cinco etapas en el Tour de Francia, cuatro etapas en el Giro de Italia y tres en la Vulta e España.

Su habilidad para escalar le valió el maillot de los mejores escaladores tanto del Tour como de la Vulta.

VeloNoticias Conoció a Jiménez en su casa de Ávila el otoño pasado, cuando describió muchas aventuras en su carrera deportiva.

Jiménez, uno de los escaladores puros de su época, nunca ganó una gran vuelta, pero terminó segundo en el Tour de Francia de 1967.

“Debería haber ganado esa gira”, dijo Jiménez el año pasado. “Ese año, la gira competía con los equipos nacionales. Los franceses me recogieron para que no pudiera ganar, pero estuve muy fuerte en la carrera de ese año.

A pesar de ganar carrera por carrera, se negó a sentarse en el mismo pedestal que Jiménez, Anquetil y Merks, de 5 pies y 5 pulgadas.

“Regresé al profesionalismo demasiado tarde”, dijo el año pasado. «Salir de España no fue fácil en esos días. No hice mi primera gira hasta los 29 años. A las pocas temporadas, mis mejores años quedaron atrás. Exprimí todo lo que pude».

Una de sus hazañas más memorables se produjo durante el debut de su gira en 1964, pero su éxito en el escenario se vio oscurecido en gran medida por lo que sucedió detrás de él.

READ  El Girona cayó ante el Tenerife y volvió a la 1ª División de España

Lee mas: El último de los héroes en blanco y negro fue Raymond Poulter.

Ese año, Jiménez ganó la famosa etapa hasta el Pui de Dom en 1964, donde luchó codo con codo por el maillot amarillo en uno de los recorridos con más capas del circuito en Polydor y Anquet.

Los dos vistieron camisetas amarillas durante todo el recorrido, y Pui de Dom fue una figura clave, y Jiménez estaba en el camino hacia la gloria.

“No lo vi porque estaba adelante”, dijo Jiménez el año pasado. «Ankudil es un hombre de verdad, de primera clase. Me ayudó a obtener mi primer contrato profesional. Lo conocí según los criterios, dijo que era genial tenerme sin equipo y me ayudó a unirme a FEMA. [in 1962]. No puedo decir cosas lo suficientemente buenas sobre el hombre; Clase encima de la bici y fuera.”

Jiménez ganó la primera de sus tres camisetas consecutivas de escaladores en el Tour en 1965, la misma temporada en que Bahamas se retiró.

Jiménez también se retiró en 1969. Se viene una nueva generación, y Jiménez no encontraba trato. Sus días de carrera habían terminado, pero el ciclismo era una parte integral de su alma.

“¿Quién me impresionó más? El Anquet fue el mejor en la prueba del tiempo”, recordó Jiménez. “Hinold es una bestia que puede conquistarlo todo. ¿La generación de hoy? Bernal es una clase pura, pero este chico del boogie es algo especial.

Después de jubilarse, fue propietario de un hotel y un bar, y siempre estuvo cerca de la comunidad ciclista de Ávila, y más tarde desarrolló ciclistas como Arroyo, Carlos Chastrey y José María Jiménez.

READ  Ucrania - España aplazado por motivos de seguridad
Jiménez admira una copia de una de sus antiguas camisetas. (Foto: James Start)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.