La crisis legal israelí preocupa a algunos líderes empresariales
World

La crisis legal israelí preocupa a algunos líderes empresariales

  • Israel se encuentra en un período de calma después de semanas de intensas protestas.
  • El lunes, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que retrasaría la legislación que, según los críticos, debilitará el poder judicial.
  • Algunos directores ejecutivos están profundamente preocupados por lo que significa la agitación para las empresas en Israel.

Los manifestantes se reúnen frente al parlamento israelí en Jerusalén el 27 de marzo de 2023, en medio de llamados a una huelga general contra los controvertidos esfuerzos del gobierno de extrema derecha para reformar el sistema de justicia.

– | Afp | imágenes falsas

Israel atraviesa un período de calma después de semanas de intensas protestas de grandes segmentos de la población por un plan que debilitaría enormemente a la Corte Suprema del país.

El lunes, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que retrasaría la legislación que, según sus críticos, debilitará el poder judicial: cambiará la forma en que se aprueban los principales jueces de Israel; permitir que la Knesset (el parlamento de Israel) revoque las decisiones de la Corte Suprema por mayoría simple; Evitaría que la corte se pronuncie sobre las muchas leyes promulgadas por la legislatura.

La incertidumbre en la situación política en Israel se extiende profundamente al sector empresarial. Las grandes empresas israelíes obtienen la mayor parte de sus ingresos de los Estados Unidos, Europa y Asia, porque en términos de la economía global, Israel es un mercado pequeño. La mayoría de los vecinos de Israel tienen poco o ningún comercio con Israel.

Este mes, el servicio de calificaciones Fitch advirtió que la controversia judicial “podría erosionar el perfil crediticio de Israel”. Moody’s emitió una declaración similar diciendo que «los cambios propuestos podrían debilitar materialmente el poder del poder judicial y, por lo tanto, ser negativos para el crédito». Sin embargo, ninguna agencia ha cambiado todavía la calificación crediticia de Israel.

READ  Muere el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, a los 65 años

«Hablo constantemente con inversionistas que quieren conocer los riesgos», dijo Tomer Weingarten, director ejecutivo de la firma de ciberdefensa SentinelOne. «Se ha convertido en un entorno en el que no están seguros de estar cómodos trabajando».

SentinelOne tiene 300 empleados en Israel. También tiene un brazo de capital de riesgo que invierte en el país. Weingarten dice que puede ralentizar el flujo de capital «por temor a lo que sucederá a continuación».

A algunas empresas israelíes les preocupa que las cuestiones sobre impuestos, derechos de los trabajadores, derechos de los inversores y otros temas importantes puedan ser resueltas por una Corte Suprema designada por un gobierno de derecha que no comparte sus creencias.

Pero el director ejecutivo de Neteera Technologies, una empresa de salud digital y CNBC Disruptor con sede en Jerusalén, no está de acuerdo. Yitzhak Littman no notó ningún impacto en las inversiones extranjeras, aunque reconoció que son esenciales para su empresa y la economía de Israel.

“La gente está hablando en el calor del momento, iluminando todo el país, y eso ha provocado grandes incendios”, dijo Littman. Su empresa, que no cotiza en bolsa, cerró recientemente una ronda de financiamiento, y la lucha no llegó a la justicia «todo a la vez».

Littman dijo que está de acuerdo en que los inversores siempre deben sopesar los riesgos, pero cree que las preocupaciones se mitigarán dentro de seis meses. La interrupción actual es «una especie de prueba de estrés para las nuevas empresas y los inversores», dijo Littman, pero «somos resistentes, nuestra economía y nuestra fuerza laboral son sólidas, y podemos superar esto».

READ  Sitios de protesta calmados en Sri Lanka tras renuncia del presidente

Si bien aún no lo ha visto, Weingarten de SentinelOne predijo que el clima político llevaría a algunos de sus empleados a querer irse del país. «Consideraré cualquier solicitud de cualquier empleado», dijo.

El mayor temor de Weingarten es la división irreparable en Israel, un país donde una vez se dio por sentado un alto grado de unidad.

Encuestas recientes muestran que dos tercios de los israelíes se oponen al plan para cambiar el sistema judicial.

El lunes, Netanyahu dijo que permitiría alrededor de un mes para las negociaciones sobre la legislación propuesta. Sin embargo, eso cae en medio de las festividades judías y las vacaciones de primavera de la Knesset, seguidas por el Día del Recuerdo y el Día de la Independencia de Israel, que será el 75º de Israel.y.

Todos estos tiempos son tradicionalmente tiempos de soledad, pero según David Makovsky del Washington Institute, un grupo de expertos centrado en el Medio Oriente, «parece poco probable evitar un movimiento importante en un acuerdo».

“Para que las cosas mejoren, los números de las encuestas de Netanyahu tendrían que estar en declive”, dijo un analista.

Ronen Zvulun | Reuters

La economía recibió un duro golpe de la lucha política. El shekel se ha recuperado de sus mínimos pero ha caído un 10% frente al dólar en las últimas semanas. La Bolsa de Valores de Tel Aviv ha bajado un 20% en lo que va del año.

Se trata de la supervivencia política del primer ministro, dijo Makovsky a CNBC.

«Para que las cosas mejoren», dijo, «los números de las encuestas de Netanyahu tendrían que estar en declive». Tal retroceso haría que el primer ministro empujara a sus socios de la coalición de derecha a un acuerdo más acorde con los ciudadanos del país en general.

READ  Los científicos dicen que el cambio climático no ha desatado un iceberg gigante en la Antártida

Mujeres vestidas como sirvientas de la película «El cuento de la criada» participan en una manifestación después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, destituyera a su ministro de defensa y su gobierno de coalición nacional busque una reforma judicial, en Jerusalén el 27 de marzo de 2023.

Ammar Awad | Reuters

Hay señales que comienzan a suceder. Una encuesta de opinión publicada el lunes mostró que si las elecciones se celebraran hoy, el partido Likud de Netanyahu perdería escaños y no podría formar una coalición de derecha como la que existe ahora.

«Si Netanyahu realmente quiere salvar el día, es posible que tenga que decirles a sus socios de la derecha: ‘Nos están llevando al infierno’”, dijo Makovsky. «Si quiere permanecer en el poder, tiene que estar donde el país es.»

Sin embargo, no está claro si los miembros de la coalición de derecha aceptarán cambios en su plan para el poder judicial. Si no se presentan, podría conducir a la desaparición de este gobierno y nuevas elecciones, las sextas en Israel en cuatro años.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Comunicador. Creador galardonado. Geek certificado de Twitter. Ninja de la música. Evangelista web general".