¿Puede España sellar reformas fiscales urgentes de la UE? No lo deposites – POLITICO

¿Puede España sellar reformas fiscales urgentes de la UE?  No lo deposites – POLITICO

Los negociadores españoles presionarán para que se avance en todos los expedientes antes de las elecciones de la UE el próximo junio, lo que podría interrumpir la agenda legislativa. Pero un expediente se destaca por su urgencia: si no se acuerdan nuevas reglas financieras pronto, un libro de reglas obsoleto suspendido durante la pandemia volverá a estar vigente con pocas esperanzas de cumplimiento.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE se ha congelado en 2020 para permitir a los gobiernos reactivar sus economías después de COVID-19. Desde entonces, apuntalar a Ucrania contra una invasión rusa y enfrentar un aumento relacionado en los precios de la energía ha ejercido presión sobre sus presupuestos.

Está previsto que el acuerdo vuelva a entrar en vigor el 1 de enero de 2024, y es poco probable que las nuevas reglas entren en vigor para entonces, razón por la cual la Comisión ya ha emitido directrices provisionales para 2024, tratando de tender un puente entre las reglas anteriores. y reglamentos. Se están negociando otros nuevos. Si España puede llegar a un acuerdo en el Consejo de la UE a finales de este año, y los legisladores pueden hacer lo mismo en el Parlamento Europeo, hay esperanza de que las instituciones de la UE puedan llegar a un acuerdo en negociaciones tripartitas con la Comisión antes de las elecciones; Pero esta es una línea de tiempo apretada.

Existe un amplio consenso en que las reglas actuales ya no son realistas. Muchos países han superado la relación deuda/PIB del 60 por ciento y el límite de déficit presupuestario del 3 por ciento consagrado en los tratados de la UE. Si el acuerdo vuelve a entrar en vigor en su forma actual, la mayor parte del bloque no tendrá forma de cumplir, excepto por las dañinas políticas de austeridad impuestas durante la crisis de deuda de la eurozona.

READ  El presidente del Gobierno español respalda la candidatura de Macedonia del Norte a la UE

Por lo tanto, es necesario aceptar una actualización de las nuevas reglas, pero eso no quiere decir que vaya a ser fácil. Alemania y otros están presionando para una reducción de la deuda más rápida y estricta, mientras que los países muy endeudados quieren preservar más espacio para el gasto público.

En abril, la Comisión Europea propuso modificar el acuerdo. La reforma se aleja de las reglas de todos los números a un enfoque específico de país para la reducción de la deuda, dando a los países más margen para reducir el exceso de deuda a cambio de una aplicación predecible.

Los elementos clave cambian el requisito de reducir la deuda en más del 5 por ciento anual, conocida como la regla 1/20 y ampliamente considerada poco realista, durante cuatro años, que podría extenderse a siete si se acompaña de planes, reformas e inversiones nacionales para la reducción de la deuda. Estos planes se basarán en el análisis de sostenibilidad de la deuda en las negociaciones entre la Comisión y los gobiernos individuales, y deben ser aprobados por otros gobiernos en el Consejo.

La idea es dar a los países más «propiedad» sobre sus programas y, junto con sanciones creíbles, mantener el exceso de deuda «en una trayectoria descendente creíble».

Pero eso no fue suficiente para un grupo de países encabezado por Alemania, que temía que las negociaciones bilaterales le dieran demasiada discrecionalidad a la comisión. Berlín pidió a los países muy endeudados que redujeran 1 punto porcentual al año.

Para aliviar estas preocupaciones, la Comisión agregó «salvaguardas» de última hora al plan, exigiendo que la relación entre la deuda pública y el PIB sea más baja al final del plan que al principio, lo que hace que los recortes de deuda sean irreversibles. , y los países con déficit superiores al 3 por ciento deben reducir el PIB en un 0,5 por ciento anual.

READ  La temporada está a punto de comenzar para el ataque de Sam Bennett en Dunbar, España

Alemania todavía no estaba satisfecha. Otros diez países apoyan su petición de «criterios numéricos comunes»: Austria, Bulgaria, Croacia, República Checa, Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Eslovenia. Finlandia y Suecia podrían unirse al grupo una vez que se forme un gobierno en Helsinki y Suecia pase el cetro de la presidencia de la UE a España. Los Países Bajos también están mostrando su apoyo a la idea. Ese grupo es lo suficientemente grande como para bloquear a la minoría en el consejo, y están dispuestos a usarlo para salirse con la suya.

«Algo tiene que ceder», dijo un diplomático de la UE de uno de los países del bloque, que habló bajo condición de anonimato para discutir las delicadas negociaciones.

Por otro lado, los países muy endeudados consideran que las salvaguardias ya añadidas por la Comisión son demasiado estrictas y es poco probable que estén de acuerdo fácilmente.

«No creo que tengamos que ir más lejos, van a fortalecer ese enfoque y criterio numérico», dijo el ministro de Finanzas de Bélgica, Vincent van Bedechem, en un evento reciente de POLITICO. «Especialmente para los países altamente endeudados… es importante que obtenga algo… de diversificación entre los estados miembros».

Francia se ha quejado de que la reducción automática del déficit va en contra de la reforma, e Italia pide más espacio para hacer inversiones estratégicas.

«[We] Se necesita un nuevo acuerdo de estabilidad para apoyar el crecimiento”, dijo el 8 de junio el primer ministro italiano Giorgia Meloni después de una reunión con el canciller alemán Olaf Scholz.

La tarea a la que se enfrenta España es acceder a los 27 países de la UE antes de finales de año. Mientras tanto, en el Parlamento Europeo, los representantes del Partido Popular Europeo de centro-derecha y los grupos Socialistas y Demócratas de centro-izquierda comparten un mandato de negociación, una señal de la gran importancia del expediente.

READ  En España, los reyes sabios: NPR

Los eurodiputados pretenden alcanzar una posición común en noviembre o diciembre para poder iniciar negociaciones trilaterales con el Consejo y la Comisión en los primeros meses del próximo año, durante la presidencia belga. De ser así, se podría llegar a un acuerdo antes de las elecciones europeas.

«Tienes que concluir estas negociaciones antes de que finalice este mandato», dijo van Pettechem. La alternativa es recuperar la versión anterior y «sabemos que estas reglas no funcionan hoy».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *