La cabeza de aguacate de Marruecos planea otra sorpresa en la Copa del Mundo

DOHA (Reuters) – España será favorita para vencer a Marruecos en los octavos de final de la Copa del Mundo el martes, pero las experiencias de ambos equipos en la fase de grupos fueron un recordatorio de la imprevisibilidad del torneo.

España, que venció a Costa Rica 7-0 en su primer partido, terminó segunda en el Grupo E detrás de Japón, mientras que Marruecos desafió las probabilidades para ganar el Grupo F, por delante de Croacia y Bélgica.

La selección española, campeona del mundo en 2010, perdió su último partido de grupo ante Japón y afronta un duro test de una selección marroquí que gana confianza bajo la dirección del técnico Walid Regragui.

Después de que Marruecos venciera a Canadá 2-1 para llegar a los octavos de final por segunda vez y la primera desde 1986, la FIFA publicó una foto del regraki sosteniendo un aguacate con un balón de fútbol dentro y señalándose la cabeza con el dedo en un mensaje desafiante a sus críticos.

El gol encajado contra Canadá fue el primero en seis partidos bajo el liderazgo de Regiraki, y durante las celebraciones de la victoria, los jugadores se reunieron alrededor del entrenador cuando le tocó la cabeza.

«Les gusta pegarme en la cabeza”, dijo Regaki a los periodistas. «Tal vez sea un augurio de suerte para ellos”.

Marruecos está feliz de sentarse y esperar castigar a los oponentes por los contraataques utilizando la velocidad y la habilidad de Hakim Ziyech, quien regresó a la selección nacional cuando Regragui asumió el cargo después de una disputa con el ex entrenador Vahid Halilhodzic.

Los Atlas Lions comenzaron la fase final con un empate sin goles contra Croacia antes de una contundente victoria por 2-0 sobre Bélgica, una victoria lograda a pesar de la ausencia del portero Yacine Bounou, quien se retiró por enfermedad antes del saque inicial.

READ  JPS crea nuevos puestos, espera cubrirlos pronto | Noticias, deportes, trabajos

España empató 1-1 con Alemania tras vencer a Costa Rica y tras perder ante Japón, Luis Enrique criticó a su selección.

“No estoy nada contento. Sí, clasificamos, me hubiera gustado estar arriba para ganar este partido. Eso era imposible porque en cinco minutos Japón metió dos goles… Salimos fuera, nos tomaron aparte», dijo.

El estilo de juego tiki-taka de Luis Enrique se basa en el trío de centrocampistas del Barcelona formado por Sergio Busquets, Pedri y Javi.

En la primera mitad contra Costa Rica, España tuvo un récord de la Copa del Mundo de 537 pases exitosos, pero necesitarán mostrar más superioridad para mantenerse en el camino hacia un segundo título mundial.

(Cubrir) Shadi Amir, editado por Ed Osmond

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *