Roberto St.. John: Nueve Días España en 1.182 palabras | estilos de vida

SEVILLA- Este Deep-Dive en español durante nueve días, estaba sentado en el asiento plegable frente a un autobús turístico escribiendo en una computadora portátil prestada porque mi computadora portátil estaba en posesión de un ladrón que limpió mi bolso en el vestíbulo de un hotel. Valencia. En cada turno, prediqué una y otra vez a mis invitados sobre sus billeteras y billeteras. Me quedé atascado tratando de resolver la emergencia de los invitados y, por un segundo, estuve fuera de mi juego. Pero tomó un segundo aparte. De todos modos, compraré otra computadora portátil cuando llegue a la Apple Store de Florencia en unos días. Tengo un trabajo y quiero verlo.

Dirijo grupos en Europa. Sobre todo Italia, pero ahora algunos en España. Estaré aquí durante tres meses en 2022. No soy un guía turístico. soy un anfitrión Encuentro los mejores lugares y luego cambio a la gente. Para ayudar en todos los sentidos, contrato a otros: profesionales.

En los últimos ocho días, mi equipo y yo hemos recorrido muchos terrenos. El viaje empezó en Madrid, después de unas noches se fue a Barcelona y luego a Fallas a Valencia. Cuando este tour se reservó por primera vez en 2020, íbamos a Córdoba en tren expreso y luego a Sevilla.

La autopista posterior a Kovil estaba cerrada, así que cargué a 25 personas en el lento tren o autobús y me vi obligado a recoger más de medio día para encontrar una mejor manera. Esta es una decisión fácil.

Todos reservamos vuelos a la isla de Mallorca donde comimos comida de primera y una gran visita y luego volamos a Sevilla esa noche. Pasamos dos noches en Sevilla, ahora nos dirigimos a Gibraltar durante el día, y en 2011 mi familia y yo pasamos nuestras dos últimas noches en el mar Mediterráneo en el hermoso pueblo costero de Málaga donde pasamos la Navidad.

READ  El astro del baloncesto afgano dejó Kabul y debutó en España

En este contexto, es bueno tener un resumen informal de los momentos destacados de ataque para que no se me olvide lo que hicimos durante esta gira.

Mi esposa y yo encontramos un gran pub irlandés en Madrid y lo atacamos dos veces antes de que comenzara oficialmente la gira. Creo firmemente en la filosofía de la Roma política, pero sé que estamos profundamente inmersos en la comida y la cultura españolas, así que no me preocupo demasiado por mantenerlo limpio antes de que lleguen los invitados. Conocimos a Matthew, un irlandés extranjero que dirige The James Joyce Irish Pub (probablemente el mejor nombre para un pub irlandés) durante años. Este fue el trato real y el comienzo perfecto ante nuestra nación española.

Aparte de todo en nuestro itinerario, había dos cosas que tenía que hacer para mis invitados: una, tomar la bela en los 7 puertos para comer, el lugar donde comí la mejor pela de mi vida un poco demasiado. Una década atrás. Era el cumpleaños de mi esposa y la situación era festiva. Nuestro grupo de 30 compartió una habitación con otro grupo de tamaño similar de California.

La comida fue fantástica. Aunque Bela fue la cuarta mejor comida que comimos. No sé si he estado romantizando su versión durante años o si se han quedado fuera del juego debido a tantas grandes fiestas, entiéndalo. Cantamos «Feliz cumpleaños» dos veces. El grupo de California pensó que el nombre de mi esposa era Cheryl. Esa es Jill (perdida en la traducción de Southern Travel).

Nuestra segunda cena esperaba más de 7 puertos. Viajamos a Barcelona en dos ocasiones distintas durante un viaje familiar de seis meses en 2011.

READ  Consejos PDTS europeos: objetivos en España, Bélgica y Austria

Mientras estaba allí, rompí mi regla de tener que ir al restaurante solo una vez durante un viaje al extranjero o al extranjero. Lo principal es conseguir tantos asientos como pueda. Tapeo es un lugar que me enamoró y visité más de media docena de veces durante esas dos visitas a Barcelona. Me hice amigo del chef y propietario Daniel, Rouda, y luego envié a cientos de personas allí. Aunque no volví hasta… hace dos noches.

A fines de diciembre compilé una lista de mis 10 mejores experiencias gastronómicas a lo largo del año. Creo que ya cené en cuatro puestos este año en seis días. Tabio puede ser lo mejor. Estuve un tiempo en España y comí tapas por todo este país. Todavía no he comido nada que se acerque a todas las comidas que comí en Tabio.

Los Badadas Pravas de Rueda y sus licores son incomparables y pertenecen al raro género de la perfección culinaria. Él es un maestro. Necesito todo el párrafo para dárselo. Vendrá más tarde.

Al día siguiente, cuando llevé al grupo a un departamento del segundo piso no lejos de la multitud frenética, pude verificar un elemento de mi lista de deseos. 150.000 personas celebran Las Fallas y miran después del desfile.

El almuerzo del día siguiente en Mallorca puede haber sido uno de los platos más populares que he servido en los últimos años y puede haber atendido a 400 invitados. Estaba encima del mercado y se cocinaba íntegramente en un horno de carbón de jaspe. Dulce, una enzima —un clásico en Mallorca— era otro mundo (nunca uso ese verbo, pero aquí aplica) y merece una o dos columnas enteras en el futuro. Mientras tanto búscalo en Google y verás.

READ  Lava 800 entra en erupción de un volcán en La Palma, España

Durante ese largo viaje familiar en 2011, mi hijo y yo nos mudamos al pequeño pueblo de Jabuko, que se enfoca por completo en producir un alimento específico: soy el mejor jamón del mundo: jamón ibérico. Di a nuestros invitados la opción de ir al pueblo de Sevilla o ir a una granja y recorrer todo el proceso desde los cerdos ibéricos comiendo bellotas bajo los alcornoques hasta el proceso de curación.

Me dirigí al grupo de la granja, que terminó probando el jamón ibérico y el almuerzo, que incluía algunos de los mejores platos de carne de cerdo que he comido.

Así que vamos a Gibraltar a comer y visitar las cuevas de la Segunda Guerra Mundial, y esperamos que no seamos muy perseguidos por el dinero de arriba. Mañana cenaremos en otro restaurante que tenía en la lista de un día para ese lugar donde tuve una gran cena de Nochebuena hace muchos años.

Fue un verdadero placer viajar con este grupo. Esperaron dos años y, después de dos revisiones, muchos se preguntaron si la gira se realizaría alguna vez. Pero, en el viaje de nuestra vida, todos explotamos, comemos en exceso y nos reímos a carcajadas.

Hacia adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.