“El dinero crece en los árboles”: para estos inversores, el campo europeo significa negocios
Economy

“El dinero crece en los árboles”: para estos inversores, el campo europeo significa negocios

Mientras los agricultores de toda Europa protestan contra los altos costos y la competencia extranjera, los inversores en agronegocios continúan fortaleciendo sus posiciones en el sector agrícola español y europeo.

anuncio

El campo europeo se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos y rentables del continente para los fondos de inversión y las grandes empresas del agronegocio.

Con rendimientos superiores al 15%, los inversores han encontrado en la agricultura un refugio, a salvo de las incertidumbres económicas y geopolíticas que han sacudido al mundo desde la pandemia de Covid-19, la invasión rusa de Ucrania y la interrupción de las rutas comerciales mundiales.

Como agricultores Las protestas continúan en toda EuropaCarlos Fernández, agricultor de Sisinha, Toledo, Centro de EspañaNo puede entender quién estaría interesado en adquirir las tierras de sus vecinos.

«Es como el mal de ojo», dijo el granjero a Euronews. “Con toda esta tormenta perfecta de estar hartos de nuestra falta de rentabilidad y liquidez, y estar en la ruina, los fondos de inversión vienen con una gran capacidad económica, y lo que ven como no rentable en el campo lo ven como un negocio”.

Los grandes inversores han descubierto que la propiedad agrícola es un activo a prueba de crisis: se estima que la producción de alimentos necesitará crecer entre un 60% y un 70% para alimentar a la población mundial en 2050.

“Con las sucesivas crisis financieras y políticas, e incluso con las guerras, el suelo rural es el activo más resiliente; es el activo que mejor consigue mantener su valor. ¿Por qué? Porque todos tenemos para comer”, afirma Regino Cocca, fundador de Cocampo. Especializado. En bienes raíces agrícolas En España Con más de 3.500 millones de euros de terrenos en venta, según Euronews.

Alrededor de 950 fondos de inversión dedicados a la alimentación y la agricultura operan en todo el mundo y gestionan activos por valor de 150 mil millones de euros.

De las 32 grandes operaciones registradas por la consultora de inversiones especializada Valoral en este sector en los últimos años, el 40% de ellas fueron en Europa y más de la mitad de ellas estaban relacionadas con la compra de terrenos agrícolas.

READ  Cómo este banco transforma los servicios bancarios para hispanohablantes

Las interrupciones en las cadenas de suministro globales están arrastrando la inversión y la producción a entornos más cercanos a mercados maduros y estables, como Europa o Estados Unidos, donde los consumidores tienen un mayor poder adquisitivo.

«en caso Agricultura y ganadería“Muchos de los productos son frescos, locales y exigimos que se produzcan cerca, eso determina dónde invertir”, dijo Coca.

¿Quiénes son los nuevos actores de la escena europea?

En los últimos años, el sector agroindustrial en Europa ha visto importantes transacciones por parte de empresas líderes en gestión de activos, según Valoral, con sede en Luxemburgo.

En mayo de 2023, M&G, con sede en el Reino Unido, adquirió una participación de 150 millones de euros en Regenerate Asset Management, un fondo especializado en abordar los desafíos relacionados con el clima en la cadena de valor de la agroindustria.

Asimismo, la gestora de activos belga Incofin obtuvo capital de crecimiento en abril de 2023, con el apoyo de Degroof Petercam Asset Management y Korys, fortaleciendo su capacidad para apoyar iniciativas sostenibles en el sector agroalimentario.

Otro acuerdo notable se produjo en diciembre de 2022, cuando BNP Paribas Asset Management adquirió una participación mayoritaria en International Woodland Company (IWC), una empresa danesa de recursos naturales.

Además, en octubre de 2022, el Grupo español Azora adquirió una participación del 33% en Ibérica Smart Financial Agro (ISFA Gestión), con la que espera cultivar 10.000 hectáreas de almendros en la Península Ibérica.

Según datos de la consultora CBRE, en 2022 en Iberia el volumen total de transacciones realizadas por inversores institucionales en el sector ascendió a más de 1.000 millones de euros, un 20% más que los 800 millones invertidos en 2021.

Otros actores destacados del panorama ibérico son Bolschare y Elaia, parte del grupo Atitlán que cultiva pistachos, almendras y aguacates, o la multinacional Citri&Co, dedicada a frutas y cítricos con más de 900 hectáreas producidas en España.

Según el último Informe de Estructura del Suelo Rural de Cocampo, de enero a noviembre de 2023 se transmitieron en España 412.269 fincas rústicas, de las cuales 138.000 fueron compras y ventas.

anuncio

“En el campo español, los agricultores y ganaderos tradicionales siguen invirtiendo”, explicó Regino Coca. “Lo que pasa es que lo hacen en operaciones más pequeñas donde tienen poca visibilidad. Luego estarán los inversores institucionales, como entramos en el mundo de los family offices o los grandes terratenientes, y estará el siguiente grupo, que son los fondos de inversión”.

READ  American Airlines está demandando al sitio de viajes por supuesto engaño y amenaza con cancelar los boletos vendidos en el sitio

Ganadores y perdedores de la transformación agrícola

En la actualidad, el 93,8% de los propietarios de explotaciones agrícolas en España son personas físicas y el 6,2% son personas jurídicas –sociedades mercantiles, cooperativas de producción y organismos públicos–.

Sin embargo, “en la próxima década, la propiedad de la tierra sufrirá una reconfiguración importante, ya que unas pocas grandes corporaciones coexistirán con agricultores, ganaderos y propietarios de ranchos recreativos o turísticos”, informa Cocambo.

“El primero se especializará en algunas agrícolay productos ganaderos y de sostenibilidad, como las energías renovables o la captura de dióxido de carbono. «Estas grandes empresas concentrarán la tierra para tener explotaciones más grandes con mayores economías de escala».

Mientras los pequeños y medianos agricultores enfrentan los desafíos de los altos costos de producción y la falta de rentabilidad, los grandes actores de la agroindustria han podido adaptarse a las nuevas tendencias del sector gracias a las economías de escala, la eficiencia, la sostenibilidad y la adopción de nuevas tecnologías.

anuncio

En España, el grueso de la producción se concentra en 78.000 productores que obtienen el 72% del valor de la producción, mientras que otros 583.000 agricultores reciben sólo el 3% de los beneficios, según un estudio realizado por la consultora Armanext.

«Antes, un agricultor podía vivir en 10, 20 o 30 hectáreas», dijo Kuka a Euronews. “Hoy en día, para rentabilizar estos cultivos se necesitan inversiones o superficies superiores a 100 hectáreas o 150 hectáreas, además de inversión en maquinaria, lo que lo hace realmente difícil para los pequeños y medianos agricultores y ganaderos”.

«Cuando hablamos de rentabilidad rural, invertir en España es rentable en función de los cultivos y las regiones. La mecanización y las economías de escala determinan la rentabilidad», añade el fundador de Cocampo.

READ  El Salvador busca convertirse en el primer país en adoptar Bitcoin como moneda de curso legal

Cambio generacional

En un escenario donde el 40% de los agricultores tienen más de 65 años y donde casi la mitad de las transacciones anuales corresponden a herencias, los inversores encuentran una oportunidad para adquirir tierras agrícolas.

“Actualmente, el 41,3% de los propietarios rurales en España tienen más de 65 años”, afirmó Coca. “Son agricultores y ganaderos en los últimos años de su vida laboral y no están en condiciones de realizar las inversiones necesarias para ampliar sus tierras de cultivo e invertir en maquinaria necesaria para mejorar la agricultura. Sin embargo, quienes compiten con ellos sí pueden hacerlo. .”

anuncio

Los sindicatos agrarios alertaron de las consecuencias de cambios en la estructura de propiedad que, a su juicio, “no generan tejido social, no preservan a la población rural y el medio ambiente y podrían conducir a la desaparición del modelo social y profesional de los agricultores”. » “Agricultura”, explicó el Comité Coordinador de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos en un informe reciente.

Los movimientos dentro del sector exigen el fortalecimiento de las cooperativas agrícolas que unan a los agricultores para que tengan fuerza para enfrentar a otros comerciantes, puedan realizar inversiones y tener la tierra necesaria para competir en el sector.

Pero, sobre todo, exigen políticas que garanticen el relevo generacional en las explotaciones agrícolas para que los jóvenes agricultores puedan venir al campo.

«Los fondos de inversión y las empresas agroalimentarias compran a pequeños y medianos agricultores», afirmó Kuka. «Pero también encontramos que hay agricultores que consideraríamos tradicionales, que no están en ese grupo de mayor edad, y que también están haciendo inversiones».

“No creo que debamos tener miedo al progreso y al progreso, pero creo que debería haber un relevo generacional controlado, impulsado por el gobierno, con seguimiento, con especial atención a lo que queremos hacer con el campo. Porque el campo. nos nutre y es parte de nuestro patrimonio y cultura”.

anuncio

Este artículo fue publicado originalmente. Publicado en español.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Zombieaholic. Nerd general de Twitter. Analista. Gurú aficionado de la cultura pop. Fanático de la música".