Economy

La red que saqueó a la empresa venezolana PDVSA pagó $19 millones a los abogados de la empresa internacional

Contratos verbales, transacciones opacas a través de empresas, esquemas laberínticos para ocultar el rastro del dinero y transferencia de bienes robados a domicilios exclusivos. Luis Carlos de León Pérez, ex abogado de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y director financiero de la eléctrica estatal El Electríquidad de Caracas, cobró 19 millones de dólares de la red investigada por supuestamente saquear 2 mil millones de dólares a la empresa pública de energía de Venezuela, según un informe Un informe de la unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (Uifand) del periódico EL PAÍS pudo localizarlo. El informe forma parte de una investigación judicial en el pequeño país europeo sobre el saqueo de la petrolera venezolana.

El exabogado ganó parte de su fortuna a través de una compleja red de empresas con tentáculos en Panamá, Suiza y Andorra, a la que también pertenece su esposa Andreina Gámez Rodríguez. La pareja canalizó 25 millones de dólares e ideó un plan para adquirir una gran propiedad de lujo en Caracas, así como otras cuatro propiedades de alto nivel en Madrid, España. Sus inversiones inmobiliarias totales ascendieron a 9 millones de dólares.

La mayoría de las transferencias que alimentaban las cuentas de la pareja -algunas de las cuales estaban justificadas bajo la apariencia de supuestos «contratos verbales»- fueron solicitadas a través de empresas fantasma sin actividad empresarial. El esquema fue liderado por Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía durante la administración de Hugo Chávez, quien ocupó este cargo entre 2004 y 2006. Otra importante fuente de dinero llegó al exabogado de PDVSA a través del presunto hombre principal de la red, Caracas. Según los documentos, Luis Mariano Rodríguez Cabello, nacido en el país, manejó cerca de 1,5 millones de dólares a través de un grupo de 11 misteriosas cuentas bancarias en Andorra.

La red que saqueó a PDVSA, entre 2007 y 2012, estaba formada por unos 30 exfuncionarios de la poderosa estatal y exdirigentes chavistas. Incluía a hombres prominentes de la era del expresidente Chávez (1999-2013), como exviceministros del gobierno de Chávez. La energía de Nervis Villalobos y Javier Alvarado. El grupo ideó un plan para ocultar los sobornos ilegales. Algunos miembros supuestamente recibieron el 10% de empresarios, principalmente chinos, que recibieron contratos públicos de la empresa energética y sus filiales. Para ocultar el flujo de dinero, la red movía su botín a través de una red opaca de cuentas en la Banca Privada Dandora (BPA), a 7.400 kilómetros (4.600 millas) de Caracas. La red externa se distribuye en unas 30 empresas en Suiza y Belice.

READ  El aprendizaje en Carnegie continúa creciendo a través de soluciones y servicios de educación K-12 expandidos

De León, Villalobos y Rodríguez Cabello forman parte de un grupo de 30 personas juzgadas en 2018 por un tribunal andorrano. Se les acusa de ser parte de una red que recibe sobornos de empresarios, en su mayoría chinos, a cambio de contratos de la empresa pública de energía de Venezuela.

En agosto de 2008, Villalobos, ex viceministro chavista, recurrió a su empresa panameña de instrumentos musicales Lomond Overseas SA para firmar un contrato con una de las empresas oscuras afiliadas al ex abogado de la empresa estatal, Ribston Investments. La supuesta artimaña fue una justificación para transferir 5,5 millones de dólares con el pretexto de supuestos servicios de “ayuda”.

A través de otra empresa panameña sin actividad empresarial, Megana International Ltd, Villalobos también saldó una supuesta deuda de 8 millones de dólares con la empresa del ex abogado de Pdvsa. Los investigadores andorranos creen que ambas operaciones fueron transferencias de dinero que no se correspondían con ninguna actividad real, ya que ni Villalobos ni de León aportaron documentación que respaldara sus operaciones.

Para ocultar el dinero, De León y su esposa se convirtieron en agentes de BPA, la entidad financiera con sede en Andorra en la que los ladrones de Pdvsa escondieron 2.000 millones de dólares entre 2007 y 2015.

El abogado tenía dos cuentas en BPA a través de empresas fantasma y fue titular de una tercera cuenta cifrada entre 2008 y 2013. De León se puso en contacto con el banco en 2008 y se presentó como un abogado de 48 años. Dijo que eligió Andorra, que hasta 2017 permaneció protegida por el secreto bancario, por su ambigüedad y seguridad. Indicó que planea transferir fondos trimestralmente a BPA, donde espera depositar entre $2.5 y $5 millones, según el formulario Conozca a su Cliente, que es obligatorio en las instituciones financieras para verificar el origen de los fondos.

READ  Los futuros de acciones subieron un 1% después de que el Nasdaq registrara su mejor día desde julio

Tienda inmobiliaria en España

La esposa de De León, Andrina Gámez Rodríguez, venezolana de 47 años, controlaba dos cuentas BPA abiertas a nombre de empresas fantasma entre 2009 y 2014, y era titular de una tercera. Cuando llegó al banco, anunció que necesitaba transferir un millón de dólares a una empresa de Madrid para comprar una propiedad. Gámez Rodríguez figuraba en 2010 como administrador único y propietario de la inmobiliaria Sansobino en Madrid en 1977. En 2019, último año en el que esta sociedad presentó sus cuentas, contabilizó un patrimonio acumulado de 2,8 millones de dólares, según las empresas españolas disponibles. registros de registro. en el sitio información.

Además, según el Registro de la Propiedad Inmobiliaria, Sansobino 1977 SL adquirió en 2011 una amplia casa doble y tres plazas de aparcamiento en la calle Tahona, número 4 de la capital española. Gámez Rodríguez firmó un contrato en 2010 para comprar la propiedad por $2,5 millones.

La locura inmobiliaria no terminó ahí. En 2009, de León, a través de una agencia inmobiliaria española, reservó dos casas y cuatro plazas de aparcamiento por valor de más de 1 millón de dólares. Su esposa firmó ese mismo año un contrato para comprar una tercera propiedad en Madrid en un proyecto conocido como Paseo de la Habana. El paquete incluía tres espacios de estacionamiento y costaba $665,540.

Este Diario también revisó el contrato de opción de compra, que revela la intención del abogado y su esposa de comprar la casa “Marikarman” en diciembre de 2012 en la ciudad de Barota, en el estado venezolano de Miranda. Con una superficie construida de 800 m2 (8,611 pies cuadrados), la propiedad se extiende sobre 4000 m2 (43,000 pies cuadrados). La pareja acordó pagar 5,2 millones de dólares. El abogado de la energética acudió a su red financiera en Andorra, que servía de puerta de entrada para el envío de dinero a otros miembros de la organización. Sus cuentas transfirieron 8,4 millones de dólares a las cuentas de Villalobos y al ex subsecretario chavista de Energía, Javier Alvarado.

READ  La reunión de la OPEP+ podría considerar recortes de producción esta semana: Informe

Además de sus actividades en Andorra, donde fue juzgado en 2018 por blanqueo de capitales y pertenencia a una red de sobornos, de León tiene varios otros frentes abiertos ante la justicia. Un tribunal de Texas emitió una orden de arresto contra él en 2017 y fue arrestado en Madrid. En 2018, fue declarado culpable de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), según un documento de la Fiscalía del Distrito de Houston que cita información. El País intentó sin éxito obtener la versión de los hechos de León y Jámez Rodríguez a través de sus abogados en Andorra.

Suscribirse a Nuestro boletín semanal Para más cobertura informativa en inglés de EL PAÍS Edición USA

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Zombieaholic. Nerd general de Twitter. Analista. Gurú aficionado de la cultura pop. Fanático de la música".